« abril 2020 | Inicio | agosto 2020 »

3 posts from mayo 2020

05/13/2020

Práctica profesional, mas allá de las fronteras.

Banner

Las prácticas profesionales son espacios académicos de formación que tienen por objeto vincular al estudiante a una organización pública o privada, legalmente constituida, del ámbito nacional o internacional, con el propósito de culminar la formación profesional en ambientes reales de la industria, desempeñando funciones y asumiendo responsabilidades relacionadas con el mundo laboral. 

Por supuesto, deben estar estrechamente relacionadas con el área de formación e implican el desarrollo de un proyecto productivo para la organización, cuando la modalidad de la práctica es empresarial.  No obstante, se cuenta con otras modalidades de prácticas: investigativa y de autogestión. 

Las prácticas profesionales promueven la formación integral de nuestros estudiantes y futuros profesionales, en diversas competencias, como: 

Capacidad de análisis: Habilidad para evaluar situaciones identificando las causas y formulando soluciones adecuadas.

Cumplimiento: Capacidad para entregar las tareas asignadas en los tiempos estipulados cumpliendo las exigencias de la entidad donde desarrolla la práctica

Proactividad: Capacidad para buscar alternativas, ideas, soluciones o acciones para mejorar o superar los obstáculos y alcanzar las metas de la entidad o empresa. 

Integridad: Capacidad para asumir y practicar principios y valores, tales como el respeto, la excelencia, el servicio amable y eficiente, la creatividad y la  honestidad, entre otros. 

Atención al detalle: Capacidad para manejar la información de manera eficaz y eficiente, analizándola minuciosamente con el mínimo de errores.

Manejo de la información: Capacidad para manejar con transparencia, confidencialidad y responsabilidad la información de la entidad disponible.

Trabajo en equipo: Capacidad para integrarse de manera adecuada con su equipo de trabajo, participando y aportando al desempeño del proceso al que pertenece.

Comunicación asertiva: Capacidad para comunicar e intercambiar información efectivamente con clientes internos y externos de la entidad, siempre de manera respetuosa. 

Organización: Capacidad de preparar y gestionar sus actividades, de manera ordenada y efectiva contemplando todos los detalles necesarios para su buen desarrollo.

Todas las capacidades, competencias y habilidades mencionadas hacen parte del núcleo de formación de los profesionales de la Konrad Lorenz, lo cual les permite integrar equipos de desarrollo colaborativo con excelentes resultados. 

Además, las prácticas profesionales abren nuevas posibilidades a los estudiantes para la movilidad nacional e internacional y todos los beneficios culturales, vivenciales, emocionales y profesionales que esto implica.  

Un caso de éxito de las prácticas profesionales de nuestra Facultad en movilidad internacional es el de los estudiantes Bryan Stiven Pinzón y Juan Diego Bernal (ver fotografía), quienes actualmente desarrollan sus prácticas profesionales en la modalidad de práctica empresarial con la Fiscalía del Estado de Durango, en México, dándose la oportunidad de conocer, además del ambiente laboral, un contexto cultural enriquecedor para su vida personal y profesional.

Est 3

“Cursar una práctica profesional internacional te permite compartir conocimientos acerca de tu cultura, gastronomía, costumbres, tradiciones, formación académica, con personas que tienen una percepción de la vida totalmente distinta. Es una oportunidad para aprender nuevas formas de entender el mundo y así poder crecer no sólo como profesional sino como persona. Es una invitación que te da la vida para extender tu red de amigos, conociendo nuevas personas que te enseñarán de la misma manera sus costumbres y cultura para que luego puedas compartirlas con los tuyos. Descubres nuevas oportunidades que te impulsan a establecer nuevas metas para tu vida y así, ser cada vez mejor”, dice Bryan Pinzón (primero de izquierda a derecha en la fotografía). 

Realizar una práctica internacional se logra con planeación, con búsqueda de oportunidades, pero sobre todo, con la decisión de hacerlo y con la decisión de superar múltiples fronteras y horizontes. 

 

Luis Hernando Prieto

Coordinador de Prácticas Profesionales
Facultad de Matemáticas e Ingenierías 

Nelson Armando Vargas

Director Programas de Ingeniería
Facultad de Matemáticas e Ingenierías

05/07/2020

Consejos clases remotas

1
1

05/05/2020

El covid-19 y el teorema de Bayes

Entrada semilla 14

El covid-19 y el teorema de Bayes

Imagina que te levantas una mañana y te sientes algo enfermo. No tienes síntomas del Covid-19, pero no te sientes del todo bien. Llamas a la línea de atención de la Secretaria de Salud y te preguntan si has respetado la cuarentena. Supongamos que eres un ciudadano responsable, contestas que sí has respetado el aislamiento completamente. Sin embargo, podemos ver en noticias que hay personas que respetan la cuarentena medianamente y otras, muy irresponsables, que no respetan la cuarentena, ya que ellas creen que nos vendieron un pánico absurdo pues “se muere más gente de otras gripas”. De esta manera, podemos identificar tres grandes grupos de personas, los responsables, los más o menos responsables y los irresponsables.

Si revisamos algunos estudios publicados en redes, podríamos llegar a establecer los porcentajes de esos tres grupos de personas[1]. Basándonos someramente en estos estudios, y solo para fines académicos, vamos a suponer que el 20% de la población es responsable y respeta la cuarentena por completo, el 30% la cumple medianamente y el 50% no cumple con la cuarentena. Por otra parte, supongamos también que de los que cumplen la cuarentena se infecta el 10%, de los que la cumplen medianamente se infecta el 60% y, finalmente, de los que no cumplen la cuarentena se infecta el 80%.

Con esta información, ¿qué probabilidad hay de que un paciente al azar esté contagiado de Covid-19? Para responder este tipo de preguntas podemos acudir al famoso teorema de Bayes.  Para ello, vamos a organizar la información generando un listado de eventos y un sencillo diagrama de árbol:

2

  • P(A): es la probabilidad que el paciente esté infectado
  • P(R): es la probabilidad que el paciente sea responsable pues cumple estrictamente con la cuarentena
  • P(MR): es la probabilidad que el paciente sea medianamente responsable con la cuarentena
  • P(I): es la probabilidad que el paciente sea irresponsable pues no cumple con la cuarentena

En este caso, debemos usar previamente el teorema de la probabilidad total, el cual establece[2]:

P(A) = P (Bi)(A|Bi)

En nuestro caso, este teorema nos queda:

P(A)= P(R)* P(A/R) + P(MR) * P(A/MR) + P(I)* P(A/I)

Donde:

  • P(A/R): es la probabilidad que un paciente está infectado dado que sea responsable pues cumple con la cuarentena
  • P(A/MR): es la probabilidad que un paciente está infectado dado que sea medianamente responsable con la cuarentena
  • P(A/I): es la probabilidad que un paciente está infectado dado que sea irresponsable con la cuarentena

Reemplazando:

P(A)= (0,2*0,1)+(0.3*0,6)+(0,5*0,8) = 0,6 

Así, la probabilidad que un paciente al azar esté infectado es del 60% bajo estas condiciones. Ahora bien ¿cuál es la probabilidad que no haya respetado la cuarentena dado que ya está infectado? Como vemos, aquí hay una probabilidad condicional que estaría dada en nuestro caso por P(A/I). En este punto es donde Bayes hace su aparición con la siguiente expresión:

P(B/A) =P(B)(A/B) ÷ P(A)

Para nuestro caso, reemplazamos con:

P(I/A) = (0,5*0,8) ÷ 0,6 

P(I/A) = 0.666

Con lo anterior, podemos establecer que la probabilidad que no haya respetado la cuarentena dado que ya está infectado es aproximadamente un 66,6%. De manera análoga, podríamos establecer que:

P(R/A) = 0.0333

y

P(MR/A) = 0.3

Bajo las anteriores condiciones, se podría concluir que es muy importante respetar la cuarentena rigurosamente. Debido que la probabilidad de infectarse respetando la cuarentena es solo el 3,3%. En el caso de que haya respetado medianamente la cuarentena, nos encontramos con un valor mucho mayor de probabilidad de infección que asciende al 30%. Por último, en el caso de que no se haya respetado la cuarentena el riesgo de infección supera el 60%.

Quiero finalizar con una reflexión: teniendo en cuenta que a la fecha de publicación de esta entrada aún no hay certeza de la obtención de una vacuna contra el Covid-19 a corto plazo, ¿estamos realmente preparados para abrir de manera paulatina ciertos sectores productivos? Desde mi punto de vista, lo anterior significa que estaríamos asumiendo la cuarentena de manera medianamente responsable: P(MR).

 

[1]  DW. De Argentina a México: ¿dónde se respeta más la cuarentena? Disponible en: https://www.semana.com/mundo/articulo/coronavirus-en-latinoamerica-donde-se-respeta-mas-la-cuarentena/666809

[2] Walpole, R. E., Myers, R. H., Myers, S. L., & Ye, K. (2007). Probabilidad y estadística para ingeniería y ciencias (No. TA340. P76 2007.). México: Pearson Educación.

 

Gustavo Andrés Campos Avendaño

Director de investigaciones 

Facultad de Matemáticas e Ingenierías