Usted está en: Inicio / Programa de Ingeniería de Sistemas - Programa de Ingeniería Industrial - Programa de Matemáticas / LOS INGENIEROS Y LO FUERTE DE SUS COMPETENCIAS BLANDAS

LOS INGENIEROS Y LO FUERTE DE SUS COMPETENCIAS BLANDAS

LOS INGENIEROS Y LO FUERTE DE SUS COMPETENCIAS BLANDAS

Claramente, si los problemas evolucionan las soluciones también, y con ellas la manera como se forman los profesionales para enfrentar los nuevos retos, pues las competencias que se deben desarrollar son dinámicas y distintas de las que resultaban claves hace algunas décadas o algunos años.  La industria reclama ingenieros con competencias ‘blandas’ como el trabajo en equipo, la comunicación, el liderazgo, que son base fundamental para el desarrollo de la creatividad y el trabajo colectivo.  Estas habilidades son definitivas para dar las respuestas rápidas que demanda la sociedad.  El perfil del ingeniero moderno tiende a ser menos cuadriculado en su forma de interactuar, aunque la rigurosidad de su formación científica sea cada vez más mayor.

Cuando en el salón de clase se proponen actividades en grupo para desarrollar habilidades de trabajo en equipo, generalmente los estudiantes cometen algunos errores:

  1. Trabajar con los más amigos, porque ya se conocen y saben el ritmo de cada quien. Este es un error habitual, y lo que busca es la comodidad a la hora de desarrollar la actividad.  Sin embargo, en el proceso de formación se debe buscar el aprendizaje y exponerse a trabajar con desconocidos o, al menos, con los no tan conocidos.
  2. Mantener los mismos roles, porque en su rol habitual se es bueno y termina cerrándose a otras oportunidades.
  3. Fraccionar mal el trabajo. Este es otro error que consiste en dividir un problema en pequeños problemas similares entre sí. Por ejemplo, si el equipo es de cuatro personas y el trabajo a desarrollar tiene cuatro retos, lo más rápido es asignar un problema a cada uno, para terminar haciendo trabajo en equipo sin equipo.
  4. Imponer sus opiniones sin escuchar a los demás. Esto suele suceder cuando un miembro del equipo cree tener la solución óptima y la impone sin recoger las opiniones y las intervenciones de los demás.
  5. El afán por sobresalir. Algunos integrantes del equipo se interesan mucho en hacer el trabajo con el fin de sobresalir como individuo y no como equipo, este es un error muy común en personas individualistas.

Seguramente, muchos de nosotros hemos cometido estos errores, pero a medida que vamos madurando profesionalmente encontramos en el verdadero trabajo en equipo la solución óptima y a veces única para enfrentar los retos profesionales.

En la industria, los aspectos técnicos de las disciplinas permiten resolver los aspectos técnicos de los problemas, pero lo fundamental para lograr resultados realmente eficientes está relacionado con las habilidades blandas y con la percepción integral de las problemáticas, en las que se identifiquen los elementos técnicos, humanos, sociales y económicos de las diferentes situaciones. He ahí la importancia de trabajar estas habilidades en la fase de formación de ingenieros para que se conviertan en verdaderos profesionales.

 

Nelson Armando Vargas

Director Programas de Ingeniería
Facultad de Matemáticas e Ingenierías

Publicado por Mariana Ríos Naranjo El día 03/10/2020 Enlace permanente Comentarios (0)

Comentarios