Usted está en: Inicio / Programa de Ingeniería de Sistemas - Programa de Ingeniería Industrial - Programa de Matemáticas / Escribir un artículo científico y no morir en el intento

Escribir un artículo científico y no morir en el intento 2

Escribir un artículo científico y no morir en el intento

Año tras año las publicaciones científicas van consiguiendo un alto nivel de importancia en el mundo académico, ya que es necesario divulgar el conocimiento que ha sido adquirido a través de la investigación.  En esta entrada hablaremos de una de las herramientas más importantes que tienen los investigadores para la divulgación de sus resultados, el artículo científico, y su estructura. Para comenzar, lo primero es conocer el significado de este concepto. De acuerdo con la Unesco (1983), el artículo científico pretende la comunicación de los resultados de investigaciones de manera clara, concisa y fidedigna.

Por otro lado, el artículo científico tiene una característica significativa, a saber: que el conocimiento pueda llegar a todas partes del mundo, impactando positivamente en estudiantes, profesores, empresarios, entre otros. Explicado lo anterior, referente al concepto y a la importancia del artículo científico, es indispensable conocer cómo es su estructura. A continuación, conoceremos la composición del artículo científico, explicando a detalle cada ítem que lo compone.

  • Título: Un buen título describe de manera adecuada, simple y breve el contenido del artículo con el propósito de llamar la atención de los lectores a primera vista.
  • Autoría: El primer y segundo autor suelen ser los investigadores que lideran la recolección de datos y el análisis de resultados. Sin embargo, esto puede variar según las prácticas de cada país o cada disciplina, por ejemplo, en algunos países o disciplinas se considera que el último autor es el investigador “senior” que lidera el equipo de investigación. También se puede dar el caso de que la revista sugiera que el orden de los autores se organice alfabéticamente por apellido.
  • Resumen o “Abstract”: La calidad y redacción del resumen son muy importantes para influir en la decisión del editor de una revista y de los lectores potenciales. Tenga en cuenta que el editor es el primer filtro de la revista. Un buen resumen debe ser preciso, entenderse por sí solo, usar un vocabulario simple y sin términos poco comunes, debe ser breve y conciso, y no se deben incluir referencias. Así mismo, la estructura del resumen debe exponer el problema o vacío en la literatura, el estudio que se llevó a cabo, la metodología utilizada, los principales hallazgos y las recomendaciones.

  • Las palabras clave o “keywords”: Esta selección de palabras es muy importante para indexar el artículo en bases de datos, de tal manera que sea fácil de identificar y citar. Estas palabras deben ser específicas y directamente relacionados con el estudio, además se deben evitar abreviaciones. El número de palabras clave se limita a las indicaciones de la guía para los autores de cada revista.
  • Introducción: En la introducción se debe suministrar suficiente información para poner en contexto a lector acerca de las razones para desarrollar el estudio y su importancia, los estudios previos y cómo se diferencian, el objetivo y la estructura del artículo.
  • Revisión de literatura: Se centra en la búsqueda de información basada en la pregunta de investigación y/o el objetivo que persigue la investigación. Esta información puede estar en artículos científicos, documentos de revisión por pares, libros, literatura gris, etc.
  • Métodos: Esta sección debe proporcionar información acerca de las metodologías seguidas para llevar a cabo el estudio de tal manera que otros investigadores puedan replicarlo y comprenderlo. Así que, se debe explicar el diseño de la investigación, el acceso y la recopilación de datos, su respectivo análisis, la validez del estudio y sus limitaciones. Las limitaciones pueden estar ligadas al tiempo, al presupuesto para el acceso a los datos, entre otros.
  • Resultados y hallazgos: Esta sección presenta los principales hallazgos de la investigación, especialmente con el uso de figuras, tablas, y resultados estadísticos que deben ser claros, fáciles de interpretar y se recomienda un diseño estético que llame la atención del lector. Ponga especial atención a las figuras porque suelen ser lo primero que ven los lectores, así que un diseño claro y llamativo puede ser la clave para incrementar el impacto de su artículo.
  • Discusión: Describe la relación entre los resultados con los objetivos de investigación y con los resultados de estudios similares o del mismo campo de estudio. También incluye la propia interpretación de los resultados y las limitaciones del estudio. En algunas revistas, esta sección puede combinarse con la sección de resultados.
  • Conclusiones: En ese momento el artículo debe poner en contexto al lector nuevamente con el fin de concienciarle sobre el valor de la investigación para la literatura en el campo de estudio. Además, se pueden sugerir futuras investigaciones o la réplica del estudio para ampliar el conocimiento en el campo de investigación.

Adicional al cuerpo del artículo se deben incluir las siguientes secciones:

  • Agradecimientos: Es fundamental nombrar a todas las personas e instituciones que hayan contribuido con el desarrollo de la investigación, con su conocimiento o con subvenciones otorgadas a través de convocatorias de instituciones públicas o privadas.
  • Referencias: Las citas deben presentarse de acuerdo a la guía para autores de la revista seleccionada, aunque el estilo de referencia más común es la norma APA (American Psychological Association).

Referencias empleadas en esta entrada

Unesco. (1983). Guía para la redacción de artículos científicos destinados a la publicación. (2).

 

Dr. Juan Felipe Bermeo

Profesor Investigador

Facultad de Matemáticas e Ingeniería.

juanf.bermeol@konradlorenz.edu.co

Publicado por Mariana Ríos Naranjo El día 02/04/2020 Enlace permanente Comentarios (0)

Comentarios