« septiembre 2019 | Inicio | noviembre 2019 »

1 posts from octubre 2019

10/04/2019

Por qué los fabricantes necesitan invertir en la transformación digital

Por qué los fabricantes necesitan invertir en la transformación digital

Asavin Wattanajantra: experto dedicado de Sage en temas que afectan a las grandes empresas de todo el mundo. Se especializa en temas como la industria 4.0, la transformación digital y la innovación en la nube.

Asavin Wattanajantra[1]

A nivel mundial, la transformación digital en los procesos de fabricación está avanzando: los clientes demandan más de ellos, lo que significa que necesitan invertir más para obtener ventaja, asegurar el crecimiento, mejorar los productos y ganar en los mercados.

Jason Chester es el director de Global Channel Programs en InfinityQS, una compañía que proporciona software y servicios de Control Estadístico de Procesos (SPC) a fabricantes de todo el mundo. Tiene más de 20 años de experiencia en la industria de TI empresarial y tiene experiencia como analista y escritor de la industria.

Jason Chester[2]

Le preguntamos cómo las empresas pueden hacer el mejor uso de la tecnología para aumentar su productividad, eficiencia y eficacia, para aumentar los beneficios y garantizar el éxito a largo plazo.

Con la transformación digital, ¿en qué deberían pensar las empresas cuando se alejan de las aplicaciones empresariales heredadas? Hay un nuevo género de aplicaciones empresariales "inteligentes": se trata del futuro de estas aplicaciones dentro de la empresa, como los ERP inteligentes, CRM inteligentes, soluciones inteligentes de automatización de marketing, finanzas de inteligencia, RRHH de inteligencia, etc.

Si nos fijamos, en los últimos 20 o 30 años las grandes organizaciones han utilizado aplicaciones empresariales para automatizar muchos de los procesos de negocio, obteniendo ventaja de la innovación. Es posible encontrar organizaciones de manufactura productos, bancos, aseguradoras y minoristas, y las eficiencias que han obtenido de estas aplicaciones empresariales ya se han conseguido. Estamos a punto de obtener rendimientos decrecientes, es difícil avanzar en las mejoras dentro de la empresa.

Pero al mismo tiempo, estas empresas deben entender que los mercados a los que sirven están cambiando drásticamente. Si nos fijamos en la fabricación, hay cambios significativos en las tendencias de los consumidores, como la pérdida de lealtad a la marca.

Los clientes pueden conectarse en línea y comparar diferentes productos de diferentes fuentes al instante. Con una logística global sofisticada, es posible recibir productos enviados desde lugares como Europa del Este y China, casi tan fácilmente como nosotros desde nuestros mercados locales.

Las empresas no pueden responder a este cambio con los métodos tradicionales que hemos estado utilizando. Ahora estamos pasando de una era de automatización, que hemos tenido durante las últimas dos o tres décadas, a una que yo llamo optimización.

La verdadera optimización consiste en una planificación avanzada. ¿Por qué es importante que los líderes empresariales de la industria manufacturera lo entiendan? La planificación avanzada es un problema notoriamente difícil y complejo. Las "nuevas" tecnologías que están dando sus frutos, como la inteligencia artificial (IA), el big data y la Internet industrial de las cosas (IO), pueden atacar estos complejos problemas de optimización en industrias como la fabricación y a través de la cadena de suministro.

La inteligencia se integrará en las aplicaciones, proporcionando capacidades avanzadas de planificación a los operadores. Los procesos cognitivos y la toma de decisiones se automatizarán, creando aplicaciones autónomas inteligentes dentro del negocio.

Este es un cambio muy significativo en el que nos estamos embarcando en el sector manufacturero, dando lugar a tendencias como Industria 4.0 y la manufactura inteligente.

¿Qué deberían considerar los líderes de la industria manufacturera?

Mi consejo más importante es que los líderes se concentren en los procesos del taller. Observe la anatomía de un fabricante en un sentido amplio - materiales y componentes que vienen en un extremo, con productos acabados y semiacabados que salen del otro.

Muchas organizaciones, grandes y pequeñas, han invertido mucho en aplicaciones de tecnología empresarial en las áreas que las rodean, como la planificación de recursos empresariales (ERP), la cadena de suministro y la logística de distribución. Pero cuando se observa el proceso de fabricación propiamente dicho, desde que un producto entra en producción en el taller hasta que los productos semielaborados salen de él, resulta increíblemente sorprendente la cantidad de procesos manuales en los que todavía se confía. Todavía se tienen operadores caminando por ahí con portapapeles y formularios basados en papel, escribiendo parámetros de proceso, de máquina o resultados de pruebas periódicas que están haciendo para el proceso de producción. Eso es increíblemente ineficiente, y bloquea el potencial que tienen estos negocios. Tenemos fabricantes en los que esto conduce a una eficacia de los equipos en bruto de sólo el 60% o el 70%.

Esto se debe en gran medida a que se basan en procesos altamente manuales en los que no toman la inteligencia de los materiales y la producción, y no utilizan tecnología avanzada para mejorar estos procesos dinámicamente en tiempo real.

Y para los fabricantes que se quedan quietos, ¿qué les pasará?

Hay una inmensa presión sobre los fabricantes y sobre los precios, necesitan acelerar los procesos y crear productos más baratos y mejores. Ahora los clientes son "promiscuos", ya no tienen esa lealtad a la marca, a diferencia de hace unos años, cuando se inclinaban por un solo producto. Ahora, si tienen una mala experiencia, simplemente elegirán una diferente de igual calidad, que puede incluso tener un precio más bajo.

Si no se abordan estos desafíos, existen riesgos. El fabricante en cuestión no tendría que dejar de crecer o tener peores resultados, pero puede llegar a estar tan marginado que no podrá sobrevivir en la economía futura.

¿Cuál es su consejo sobre la transformación digital del negocio?

Las empresas deben entender que la transformación digital no debe limitarse a ciertas áreas – así no hay éxito. Es necesario observar el negocio holísticamente y luego poner las aplicaciones y capacidades que le permitan alcanzar sus objetivos estratégicos.

Podría decirse que la tecnología por sí misma tiene muy poco valor. Si se mira el iPhone y lo reduces a sus partes constituyentes, probablemente valga unos cuantos dólares. Pero la gente está dispuesta de gastar cientos, si no miles de dólares en un iPhone, debido a la capacidad que les da, que es donde se crea el valor.

La transformación digital requiere la creación de valor, donde se debe a adquirir capacidades, no sólo ejecutar aplicaciones. Con la tecnología, no hay una solución milagrosa que pueda desplegar para transformar el negocio. Es la forma en que se aplican las soluciones tecnológicas dentro del negocio lo que decidirá si es verdaderamente transformador.

Es posible tener una fábrica inteligente y un negocio digital altamente transformado, pero si no tiene un modelo de innovación empresarial o de producción que se ajuste a las necesidades del mercado, entonces va a ser una pérdida de tiempo muy costosa.

¿Cuán receptivos son los ejecutivos de C-suite a la tecnología, particularmente en la fabricación?

Los tipos "más jóvenes" de ejecutivos de nivel C, que son receptivos y claros sobre lo que la tecnología puede hacer por sus negocios, están llegando a puestos de responsabilidad en grandes organizaciones de fabricación. Anteriormente, la gente de CxO podría haber tenido una historia en la fabricación tradicional, y no haber visto la oportunidad tan bien. Una nueva generación de altos directivos y operadores son muy hábiles en TI. Ellos entran en la fabricación y ven que no hay visibilidad dentro de los procesos de producción. Eso está impulsando un gran cambio.

En mis propias conversaciones con ejecutivos de nivel C, tienden a centrarse en la inteligencia y el análisis, mientras que anteriormente podría tratarse de la gestión de procesos, como por ejemplo cómo hacer más eficientes las cadenas de suministro o la automatización de procesos como la generación de facturas.

La conversación ha pasado de cómo podemos utilizar un activo increíble como la información, ya sea dentro de las cuatro paredes de la empresa o a través de la integración de datos externos.

¿Deberían las empresas apostar por la nube?

Creo firmemente que la nube será el modelo de computación de facto.

El concepto de que la gente aloje datos en su propia infraestructura será casi tan extraño como sugerir que los fabricantes generen su propia electricidad. Esa no es la industria en la que están, no son empresas de tecnología que ganan dinero creando sistemas, aplicaciones o centros de datos. Deje esa experiencia en tecnología a las personas que se ganan la vida entregando tecnología como un servicio público.

La IA sólo tiene éxito a través de conjuntos de datos masivos, y es necesario almacenar grandes cantidades de datos. Se necesita una gran potencia de cálculo, pero no todo el tiempo. Es posible que los fabricantes sólo lo necesiten, por ejemplo, si están creando un entorno de simulación o una rutina de modelización. ¿Por qué no deberían simplemente pagar como lo usan en lugar de pagar por recursos muy caros como solíamos hacer en TI?

Trabajé en gestión de TI como desarrollador, y eso de tener un armario de servidores en una sala y un centro de datos, se volverá absolutamente extraño en los próximos años.

He mantenido conversaciones con algunos grandes fabricantes mundiales en las que hemos hablado sobre la nube, y su respuesta ha sido que no están preparados para la nube y no la están considerando, preocupados por el riesgo y la disponibilidad.

Luego recibí una llamada seis meses después en la que el director de información (CIO) me dijo que tenían un problema, ya que se habían convertido en una empresa pionera en la nube, a pesar de que sus sistemas seguían funcionando en su propio centro de datos.

Por Matthew Terry. Septiembre 2 de 2019, en Information Technology, Technology, Manufacturing and Engineering Magazine.

[1] https://medium.com/@asavin/has-recommended

[2] https://fr.linkedin.com/in/jason-chester

Traducido por: Dr. Gustavo Andrés Campos Avendaño

Facultad de Matemáticas e Ingenierías

Fundación Universitaria Konrad Lorenz