Usted está en: Inicio / Programa de Matemáticas / Millas

Millas

En la Antigua Roma, una milla era la distancia recorrida con mil pasos. En el presente, una milla equivale a 1.6 kilómetros y subsiste al día de hoy gracias a los países anglosajones.

Como me crié en los Estados Unidos, naturalmente pienso en millas. Si me hablan de 136 kilómetros, bien podrían hablarme de 1.36 kilómetros, 136,000 kilómetros o inclusive 136,000,000 kilómetros. En mi cabeza no tiene ningún significado. Es simplemente un número más que leo por encima.

Pero si me dicen 85 millas, a pesar de ser los mismos 136 kilómetros, en mi cabeza sí tienen un significado. Son 85 millas, ¡Ah, claro! Un poco menos de la distancia que hay entre Bogotá, mi ciudad natal, y Villa de Leyva, el lugar donde escuché por primera vez sobre la que se convertiría en mi universidad. También puedo decir que apenas hay un par de millas entre muchos de mis amigos y yo, pero unas 12,310 millas me separan de mi amiga más lejana.

Como llamamos las distancias, es simplemente una cuestión de significado, sentido, asociación y costumbre. Para algunos científicos, a manera de broma, las distancias se miden en barba-segundos, que equivale a los 5 nanómetros que crece en promedio la barba de un científico por segundo.

En el MIT, un smoot equivale a 1,70 m, la estatura del estudiante Oliver Smoot que fue utilizado por sus compañeros mayores para medir la distancia del puente que une a la ciudad de Boston con el campus en Cambridge con precisión humana. Y para los seguidores de Carl Sagan, existe el sagan, una distancia enorme, en honor a su famosa frase “billones de billones”.

Estos son tan solo unos ejemplos de la gran variedad y libertad que existe para nombrar a las distancias. Ahora, estimado lector, ¿cuáles son las unidades de medida que tienen significado para ti?

Viviana Peña Márquez 

Estudiante del programa de matemáticas, Konrad Lorenz Fundación Universitaria.

Este post participa en la Edición 8.3 del Carnaval de Matemáticas cuyo anfitrión es el Blog Semillas.

 

Publicado por Luisa María Fernández O El día 04/26/2017 Enlace permanente Comentarios (1)

Comentarios