Usted está en: Inicio / Programa de Ingeniería Industrial / ¿Tenemos cultura científica?

Niña científica

Hace unas semanas, tuve el “honor” de asistir por primera vez a uno de los espacios mas emblemáticos del Estado Colombiano: el Salón Elíptico Del Capitolio Nacional, por invitación de la Comisión Sexta de la Cámara de Representantes, con el objetivo de escuchar en audiencia pública, las propuestas sobre el sistema de ciencia, tecnología e innovación, su financiación y su estructura, adecuadas para Colombia. Sentí un enorme déjà vu, dado que la gran mayoría de las propuestas allí presentadas ya las había escuchado una y otra vez en otros escenarios.

Ya sabemos que Colombia necesita aumentar la inversión en educación, según la Directora de Colciencias (ahora Ministra de Educación): “Mientras hay países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) que invierten el 2% de su producto interno bruto en ciencia, tecnología e innovación, Colombia lo hace solo con el 0,5 %”[1]. Esto fue reafirmado por el Subdirector de Colciencias quien asistió a la mencionada audiencia.

Se discutió el tema de la generación de una entidad estatal que centralice la gestión de la educación y su relación con la investigación y el desarrollo tecnológico,  teniendo en cuenta la incorporación de la industria en el ámbito. ¿Un ministerio de ciencia y tecnología? ¿un viceministerio? La discusión resulta por la cantidad de entidades que manejan estas áreas actualmente, a saber: Ministerio de Educación (educación), Colciencias (ciencia), MinTics (tecnología), Superintendencia de Industria y Comercio (Industria).

Por otra parte, el Rector de la Universidad de Antioquia resaltó la importancia de la formación técnica y tecnológica, comentó que en varios países desarrollados el aporte que le hacen estos niveles de formación a la ciencia, al desarrollo tecnológico y a la innovación es sumamente importante. En nuestro país seguimos subestimando, mirando por encima del hombro dichos escenarios, porque además no hay un control gubernamental a la cantidad y a la calidad en estos niveles de formación.

Una de las ultimas intervenciones de la audiencia, realizada por Germán Puerta, economista, astrónomo y director del Planetario de Bogotá, comentó la falta de “cultura científica” en nuestro país. Es una aseveración con la que estoy completamente de acuerdo. En nuestro país, para una gran mayoría, la ciencia es considerada como algo solo destinado a “nerds”, “bichos raros”, etc. Es algo reforzado desde fases tempranas de la formación educativa. La ciencia, tal cual como la vende el sistema educativo, no es atractiva; a nuestros niños no les interesa. Como muy bien lo expresa el físico teórico y divulgador científico Michio Kaku: “Los niños nacen científicos y luego la sociedad los aplasta[2].

  Niño explorador

Mas allá de las políticas gubernamentales para impulsar el desarrollo de la ciencia, la tecnología y la innovación, y que fueron expresadas en la audiencia mencionada al inicio de este escrito, lo que se debe es cultivar una cultura científica en edades tempranas, que implica una modificación profunda del sistema educativo primario, y esto debe ser una prioridad para quienes dirigen los destinos de la nación. Nosotros como ciudadanos tenemos la responsabilidad, por un lado, de entender que la ciencia es fundamental para el desarrollo de un país, y por otro lado, debemos saber elegir a nuestros representantes.

 

 

Por: Gustavo Andrés Campos Avendaño Ph.D.

Director del Centro de Investigaciones

Facultad de Matemáticas e Ingenierías

 

 

[1] http://www.noticiasrcn.com/nacional-pais/el-reto-aumentar-inversion-ciencia-tecnologia-e-innovacion-colombia

[2] http://www.contrainfo.com/21242/los-ninos-nacen-cientificos-y-luego-la-sociedad-los-aplasta/

Publicado por Luisa María Fernández O El día 11/15/2016 Enlace permanente Comentarios (2)

Comentarios