Usted está en: Inicio / Programa de Ingeniería Industrial / 5 CUALIDADES QUE BUSCAN LAS EMPRESAS AL CONTRATAR A UN INGENIERO

Shutterstock_212765824

Leyendo una noche los periódicos por internet encontré un interesante artículo de la revista virtual “Finanzas Personales” titulado Las 5 cualidades que buscan las empresas al contratar un ingeniero [1] . Esta lectura me hizo recordar mis primeras experiencias de trabajo, gracias a las cuales aprendí lo importante que eran las mal llamadas “materias de relleno”, como humanidades o desarrollo profesional que nos enseñan que los ingenieros no somos solo habilidades matemáticas, lógica y raciocinio sino seres humanos que debemos adaptarnos y ser flexibles para dar soluciones a las necesidades de la sociedad y de la industria. Así que, como encargado de la proyección social de la Facultad de Matemáticas e Ingenierías me di a la tarea de compartirlo con mis alumnos de diseño, en un punto de reflexión de un examen y con algunos amigos empresarios de la Konrad Lorenz, a los que envíe el archivo.  La pregunta era la misma: ¿Qué opina usted de este artículo? ¿Está de acuerdo? ¿Están los profesionales recién egresados preparados para el reto de las empresas?

El presente artículo presenta un compendio de opiniones al respecto desde el punto de vista de los estudiantes de V semestre de ingeniería industrial y de algunos empresarios amigos. 

Aun cuando cada compañía que busca contratar ingenieros, tiene unas especificaciones mínimas con las que considera llenar su vacante. De acuerdo con búsquedas realizadas por FinanzasPersonales.com en algunas páginas web especializadas, existen algunas características comunes en todos los campos:[2]

 

Shutterstock_1513976241.    MANEJO DEL ESTRÉS

La real academia de la lengua define el estrés como la “tensión provocada por situaciones agobiantes que originan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves.” [3] lo que en muchas empresas se traduce como la presión por generar utilidades en el menor tiempo posible. Entonces, ¿qué esperaría su jefe al respecto?  La respuesta de un empresario local fue muy sencilla: “necesito empleados que sepan lo que tienen que hacer, lo hagan eficazmente y en su tiempo libre aporten con sus ideas a dar soluciones a muchos de los problemas de la empresa. Una forma de hacerlo es dejando el celular y las redes sociales de lado para enfocarse en el deber ser” y para sorpresa de este autor coincide con la opinión de Andrés Arteaga Cruz (estudiante) : “En lo personal y durante el transcurso de la materia (diseño del producto) la acumulación de trabajo en un principio me puso en una situación de mucho estrés, sin embargo a medida que avanzó el tiempo y me ajusté al ritmo de la clase, comprendí la manera cómo debía trabajar y ajusté mi tiempo para evitar retrasos en las entregas. Esto sin duda fue una estrategia que me ayudó a manejar mi estrés y el trabajo bajo presión.”

 

  Shutterstock_1213927272.    INGENIO

El ingenio simplemente es la razón de ser de esta bella profesión y se dice que su raíz etimológica proviene del término latino l’,Ingenium (Anc.Fr:engin) tiene dos sentidos: el de “disposición natural del espíritu genial” y el de “invención”. A estos dos sentidos, el latín medieval añade un tercero: “cosa inventada”. Así que durante la Edad Media, el Ingeniero es alguien que dispone de l,engi, esto es, de inteligencia inventiva; la que se ejerce sobre engin: en la invención práctica; la que produce las engins: máquinas e instrumentos de guerra.[4] La pregunta lógica sería entonces ¿para qué contrata una empresa un ingeniero si este no utiliza su “inteligencia inventiva” para crear valor o para solucionar problemas que requieren de su conocimiento y habilidades para la implementación? Y, en opinión de Jessica Angarita Pulido (estudiante): “La creatividad es muy importante a la hora de enfrentar los problemas o las circunstancias que se pueden presentar; además de varios factores como la versatilidad a la hora de proponer soluciones, o aportar ideas a un objetivo en común”

 

Shutterstock_85363891
3.    HABILIDADES SOCIALES

Es paradójico escuchar a algunos jefes de recursos humanos de empresas, especialmente del sector TIC, decir que algunas de las habilidades más difíciles de encontrar en los ingenieros de hoy son las sociales: el trato amable, el trabajo en equipo, la asertividad, la tolerancia, entre otras. Parece que estas habilidades son sobrevaloradas por algunas personas que se empeñan en encerrarse en un mundo de códigos, números, celulares, chats y videojuegos. Se nos olvida que somos seres sociales por naturaleza, que nacemos inmersos en una familia, que aprendemos del mundo en comunidades educativas y grupos sociales y que, al trabajar somos parte de un equipo de personas con una misión empresarial común.

 

Shutterstock_237324010
4.    ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

El ritmo del desarrollo tecnológico ha superado la curva de aprendizaje de la industria colombiana, por eso los empresarios necesitan profesionales que les cuenten qué está pasando en el mundo actual fuera de la rutina diaria de las ventas, la productividad y el control de los gastos. En este punto, son los recién egresados los llamados a llevar de la academia a la industria los aportes para la implementación de nuevos materiales y procesos inteligentes, de nuevas estrategias para mejorar la producción y la calidad que nos permita pasar de ISO9000 a Six Sigma, del control tradicional de la producción a Lean Manufacturing, de los sistemas de cómputo tradicionales a desarrollos en la nube, del marketing tradicional a la realidad aumentada, y  que le permita a las empresas navegar por el océano de información de internet para generar estrategias de crecimiento basados en datos representativos para sectores específicos de la economía (big data), en fin, mientras usted está leyendo este artículo es seguro que en algún lugar del mundo alguien está probando una nueva innovación capaz de cambiar el mundo al que estamos acostumbrados.

 

Shutterstock_87023894
5.    PACIENCIA Y PERSEVERANCIA

“Oh! Paciencia… escasa hoy día pues la velocidad de la sociedad no da espera mientras tú como siempre llegas tardía.”  - Qué difícil es ver por la ventana antes de salir de casa para comprobar ¿cómo estará el clima? y no tenernos que devolver porque olvidamos la sombrilla. Aunque debo aceptar que los empresarios con los que he conversado no han hecho mucho énfasis en la paciencia de sus empleados, sí es muy común oír que ellos deben tenerla en grandes cantidades especialmente con algunos empleados que parecen más interesados en cumplir un horario que en “ponerse la camiseta del equipo”. Mientras que, muchos me han indicado que una de las grandes lecciones que la vida nos enseña es qué “el que persevera alcanza”, que no hay opción en la industria para rendirnos ante los retos pues si hoy decimos que “no”, lo más seguro es que en algún lugar alguien ya dijo que “sí” y está intentando, y lo peor cuando tenga la respuesta tendrá también el mercado y nosotros nos iremos volviendo tan obsoletos como ese momento en el que dijimos “no puedo”. En palabras de Viviana Galán Quintero (estudiante): “se debe luchar con esfuerzo y mucho esmero para alcanzar todas las metas propuestas, aunque el camino se vea angosto y sin fin, la recompensa al final es lo realmente gratificante.”

 

La invitación es, entonces, para que todos los estudiantes, en especial en los últimos semestres, y los egresados se auto evalúen y se pregunten ¿Estamos listos para afrontar los retos actuales del reto del mercado Colombiano? ¿Qué habilidad básica debo mejorar? ¿Cómo puedo ayudar desde mi experiencia como estudiante o egresado para que nuestros programas se mejoren cada semestre? Recordemos que la misión de nuestra institución es formar mejores profesionales para grandes retos[5]

 

Escrito por:

I.M. Oscar Granados Delgado

oscar.granados@konradlorenz.edu.co

Director Laboratorios de Ingeniería

Facultad de Matemáticas e Ingenierías

Konrad Lorenz, Fundación Universitaria



[4] PICON, D,Antoine. Lart de l,ingenieur: constructeur, intepreneur, inventeur. Paris: Editions du Centre Pompidou. 1997. p.235 i Aristóteles. Metafísica. Madrid: España-Calpe, 1999. p. 35

Publicado por Luisa María Fernández O El día 09/17/2015 Enlace permanente Comentarios (1)

Comentarios